domingo, enero 10, 2010

Balotach del Terror


parte del notorio desagrado que me provoca el uso de la palabrita esa ballotage, a la cual considero un simple esnobismo para aquello que en castellano se llama segunda vuelta (porque hasta donde sé no estamos en Francia), y de la desidia que me provoca el hecho de tener dos candidatos de una pobreza moral y argumental realmente supina, he de referirme a un tema respecto de esta elección presidencial que sigue sin variaciones desde mi último post político contingente: las campañas del terror.

Sin inclinarme hacia ninguno de los bandos en disputa en este momento, dado que para mi nivel socioeconómico no llegan beneficios de ninguna índole (ser profesional dependiente te hace ser C2, los que no tenemos derecho a subsidios estatales ni a rebajas impositivas) y que las ideologías me interesan lo mismo que la modelo de turno que sale con el futbolista o animador de moda, me toca presenciar por internet a cada rato un bombardeo de argumentos para que NO salga el otro candidato. Así es, es vez de encontrar discusiones o argumentos para decir “mi candidato es el bueno” me encuentro a cada rato con el ya repetido discurso de “el otro es el malo”. De verdad, ¿ese es el país al que estamos apuntando?, ¿ese es nuestro objetivo como nación?, ¿nuestra meta para el período 2010-2014 es “el mal menor”?

Es cierto, son los que están, los que la mayoría eligió para pasar a segunda vuelta. Es cierto, alguien debe gobernar este país, por muy penca que sea debemos tener un presidente. Pero ¿de verdad los equipos de campaña no tienen más ideas que denostar al adversario?, ¿de verdad los votantes no pueden destacar las virtudes de su candidato sino los defectos del otro?, ¿no hay posibilidades de pensar como adultos, dejar pasar las descalificaciones del otro y abocarse a destacar las propias virtudes? ¿O ninguno de los dos merece la banda que uno de ellos usará desde marzo del año en curso?

Realmente no creo que esta sea una elección trascendental, estoy seguro que el cambio de paradigma no existe en un mundo plutócrata como el nuestro. Pero el hecho de dedicarse a destacar lo malo del otro sin ser capaz de encontrar lo bueno de uno, y usar eso como arma para inclinar la balanza a favor de nuestros intereses habla de una sociedad enferma, incapaz de hacer el bien, o siquiera verlo. Saludos sangrientos.

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Clo... LA VILLANA said...

No más bla bla... vote por fra-fraaa (8) jujajaj

5:22 p. m.  
Blogger Sabina Atalaski said...

Yo puedo usar "ballotage" pa eso tengo sangre franchute.

Son las gracias de la democracia poh... cualquier wea puede terminar de presidente, porque en este país de ciegos, el tuerto la lle'a...

Las campañas del terror son pa los weones, aunque NO da lo mismo quien gane. NO DA LO MISMO.

10:19 p. m.  
Blogger Mary Rogers said...

qué quieres que te diga...esta vez, estoy totalmente de acuerdo.

9:48 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home