domingo, mayo 04, 2008

Cuento perdedor


ndo medio pobre de ideas, así que ya que terminó el concurso de cuentos de las MCH30 y no quedé ni siquiera seleccionado, les dejaré dicho cuento para rellenar hasta que se me ocurra algo fome o estúpido como para hacer un nuevo post. Saludos sangrientos…


Raquel

Raquel caminaba tranquilamente por el parque. Su calma no era sólo por sus ocho meses de embarazo, sino porque por fin había logrado la estabilidad emocional para no tener que correr para sentirse útil en la vida. Tal vez se había demorado algo más que sus amigas y familiares, pero en ese instante ya no importaba, en ese momento lo más importante eran ella y la nueva vida que llevaba en su vientre. Mientras caminaba, observaba los detalles que su acelerada existencia le había impedido apreciar: postes de luz antiguos con adornos en sus bases y puntas, estatuas, techumbres con decorados de distintos orígenes, todo ello enmarcado por una naturaleza que empezaba a descubrir y que ni sabía que existía en plena ciudad. Árboles diversos, aves cuyos cantos, formas y colores eran una sorpresa, flores… todo aquello que antes no importaba pues no era productivo, ahora eran parte importante de sus intereses, pues todo lo que la hiciera sentirse bien consigo misma y con el fruto de su vientre era primordial.

Raquel ya tenía 36 años, y el hijo que esperaba era el primero. Casi había descartado en su vida la posibilidad de ser madre, por lo que se había dedicado a trabajar sin parar y a viajar por todo el mundo haciendo negocios, hasta que apareció Marco. Marco era un joven que no existía para la realidad de Raquel, un ser improductivo, un “artista” que pintaba óleos que vendía en la vía pública para sobrevivir. Esa tarde iba saliendo del edificio corporativo donde trabajaba atrasada para el gimnasio, cuando por correr para tomar un taxi derribó de un empellón al delgado pintor, desparramando por el pavimento sus pinturas. La mujer quedó paralizada al ver que uno de los cuadros era un retrato de ella. Al encarar al joven éste quedó congelado, pues nunca la había visto: todo lo que pintaba eran los sueños que lograba recordar cada mañana al despertar. Esa tarde Raquel no fue al gimnasio y Marco no vendió ninguna pintura. Luego de recoger todo se sentaron a conversar en una plazoleta acerca del mundo y sus realidades, y ambos descubrieron en esa charla la otra cara de la moneda llamada vida. En un par de meses Raquel conoció un tipo de felicidad que no sabía que existía, y Marco supo que a veces los sueños se pueden hacer realidad. Nada tendría la fuerza de separarlos, pues el amor que habían logrado esos dos meses era real y por ende, sempiterno. Desde ese instante serían inseparables…

Raquel caminaba tranquilamente por el parque. Esa tarde se juntaría con Marco; cada vez que se juntaban su hijo parecía reconocerlo, pues inmediatamente empezaba a moverse descontrolado en el vientre de su madre. Por fin estaba llegando, luego de media hora de caminata. Dulcemente depositó el ramo de flores en la tumba de su amado, para luego seguir contándole todo aquello que en dos meses no fue capaz de narrarle.

Etiquetas:

14 Comments:

Blogger Bitter said...

Una historia tierna, y tu siempre con tus finales sorpresa, aunque debo reconocer que ya lo había adivinado.
Describes muy bien a una mujer iluminada por la maternidad.
Super fácil de leer y evocador, voy a presentar mi queja formal al jurado, al menos debió haber tenido una mención honrosa, si me ha gustado más que un par de finalistas que leí...
besazos bludi

3:05 p. m.  
Blogger Víctor Hugo said...

uf! qué final mas duro! ....
en todo caso me gustó tu cuento ..


saludos!
Víctor Hugo

3:59 p. m.  
Blogger Sabina Atalaski said...

La dura mi Galeno... no sé porqué no quedaste seleccionado. Claro que yo no soy tan ducha pa evaluar (purole hago a la cosa lectora y como no me encontré con ninguna reencarnación de Chécspir...)
No tá mal, pero estoy seguro que podíh tirarte uno que realmente describa el interior femenino... digo, emocionalmente.

6:39 p. m.  
Blogger RAHM said...

está bueno el cuento, yo creo que faltó hacer lobby con el jurado ;)

una curiosidad, por qué Raquel y Marco?, debes tener alguna razón para haber escogido esos nombres..

nos leemos

8:30 p. m.  
Blogger Mary Lovecraft said...

Hay, qué triste querido hermanito, nunca te leí nada igual...:(
pero muy bello el mensaje de fondo.

Enhorabuena, y ojalá todos los "rellenos" de tus "pobrezas de ideas" sean siempre un cuento.
Me gusta leerte, ya lo sabes ;)

besos sangrientos
Mary, desde el Averno

10:17 p. m.  
Blogger Icy said...

Si sus rellenos son así de buenos, rellene no más!!!!

"Amor Sempiterno"... cuando lo conoces y se va, cualquier cosa que venga después no sirve ni siquiera de consuelo... Bellísima historia!!! TOUCHE, MON CHER!!!

Me voy satisfecha, absolutamente... AH!! y en estos concursos siempre pasa como en el Festival de Viña, la canción ganadora no necesariamente es la que se toca más...

Icy

12:27 a. m.  
Blogger Vero Adolescente said...

Sabes que tu cuento es casi idéntico a la historia de una de mis grandes amigas, la bebé que ya tiene un poco mas de 10 años también se movía como loca en la guatita cuando visitaba a su padre.

Me encantó tu cuento, un poco triste pero bueno, nadie dijo que la vida era fácil.

Si hubiera sido jurado seguro habría quedado entre los finalistas... En realidad si hubiera sido jurado habría ganado aunque fuera el peor de todos.

Besos.

3:13 p. m.  
Blogger Criatura Nocturna said...

Ya me estaba extrañando tanta ternura.
Y bueno, eso demuestra que las historias románticas no van a ganador.
Más sangre, primi, más sangre....

Saludos nocturnos

10:33 p. m.  
Blogger Machelita said...

Solo para sacar pica: ¡era mejor el mio! jejeje ;)

De verdad, me gustó más que uno que vi por ahi selecionado...


Saludos fantasmales...

1:31 a. m.  
Blogger Ulysses said...

así es la vida, los jueces nunca se equivocan ???.
Fuera de broma tu cuento es bueno.

Así es que ánimo

Saludos

10:52 a. m.  
Blogger Cristian said...

¿De qué concurso hablas? Estoy cada día mas perdido en este mundo bloguer.. Bendiciones.

6:53 p. m.  
Blogger Cristian said...

Mmmmm... depende del punto de vista que se mire... al ritmo que voy, no creo que llegue a los 70... Bendiciones.-

12:23 a. m.  
Blogger LuLLy, reflexiones al desnudo said...

Desde mi blog: Reflexiones al desnudo

Otra vez podrás clasificar, tienes talento y lo sabes.


Abrazos amistosos desde mi alma con coordenadas terrenales desde Medellín, Colombia!

4:15 p. m.  
Blogger Rafaela said...

Bravo! eres talentoso. Te repito, los finales sorpresivos son excelentes,. Como lector te vas haciendo tu propia película y adivinando los finales...pero a mi me parece que cuando el autor te agarra y te remece : es decir: provoca...es mas que un buen escritor.
Creo...

8:50 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home